Transformación Digital de las Empresas

Transformación Digital de las Empresas

La tecnología cambia de forma vertiginosa y revolucionaria el mundo, el mercado y al cliente. ¿Aún no te has sumado al cambio? Hablemos de la transformación digital de las empresas.

Es un hecho innegable: gran parte del mundo opera hoy en la red. Internet se ha entretejido en nuestra vida cotidiana acompañándonos donde vayamos. No es posible negar ya la inminencia de la sociedad digital. Los negocios y el mundo empresarial no escapan de esta realidad, la digitalización ha dictado un nuevo marco de oportunidades distinto al tradicional.

Las empresas se han visto en la necesidad de llevar de manera eficiente sus datos, mientras el perfil de los clientes cambia constantemente. Entender este nuevo contexto no es tarea fácil, pero es necesario mantener a la empresa viva y es aquí donde muchas optan por sumergirse de lleno en la era digital.

Transformación Digital de las Empresas¿En qué consiste la transformación digital de las empresas?

El cliente es un factor de vital importancia para entender la transformación digital de las empresas, las cuales crecen con sus clientes, por ende, debe estar presente donde ellos estén: hoy día, la clientela está online.

La transformación digital de las empresas implica rediseñar todos los procesos de negocio. El objetivo tras la digitalización, es la optimización de todas las tareas, procesos, y, en definitiva, del flujo de trabajo, para ahorrar recursos y crecer tanto económica como competitivamente. Sin embargo, antes de sumarse al fenómeno digital, es necesario estudiar a la empresa en su contexto. La implementación de la tecnología no es garantía de que la transformación digital de las empresas se produzca adecuadamente. La concienciación con el cambio y asumir que es necesario un replanteamiento de negocios, en ocasiones, desde cero, son clave para el buen funcionamiento e implantación de la tecnología.

Para dar respuesta a estos aspectos principales, es necesario analizar tres puntos importantes: la empresa, el cliente y los procesos.

  • Conocer a fondo los objetivos empresariales.

Debido a los cambiantes hábitos de consumo y a las mil posibilidades que la digitalización le brinda a la empresa para abrirse al público en otros medios, resultará casi inevitable toparse con la situación de tener que replantear el modelo de negocio, o incluso ofrecer servicios adicionales asociados al producto que mejoren la experiencia de usuario.

  • Conocer al cliente.

Hoy día, el cliente opera de forma masiva en la Red, siendo más activo que nunca. Internet ha dado alas a las opiniones de los clientes, y el fenómeno de “compartir” hace que el radio de alcance de una sola voz sea inusitadamente grande.

Un cliente satisfecho en la red es un aliado para la empresa. El feedback en las redes sociales se cobra un papel muy importante en este campo.

La empresa necesita a las redes sociales. Resulta muy importante crear un espacio identificativo de la empresa en el que los clientes puedan reunirse y compartir opiniones. A día de hoy, podría decirse que una empresa que no está en las redes es prácticamente invisible. Además, las redes sociales brindan la oportunidad de estudiar las tendencias de los clientes. Analizar los procesos de compra para conocer los gustos generalizados es un interesante incentivo para tomar decisiones al respecto.

  • Escoger las herramientas adecuadas.

La transformación digital de las empresas es un proceso que nunca termina. La puesta al día de la tecnología ha de marcar el calendario de actualización de la empresa. La ventaja tecnológica es sinónimo de competitividad.

La digitalización conlleva una oleada de cambios estructurales bastante radicales, incluyendo el posible replanteamiento absoluto del propio negocio. Uno de los mayores desafíos que plantea la transformación digital de las empresas es la resistencia al cambio. Por este motivo, es necesario mentalizar al equipo del gran cambio que la digitalización va a suponer. También conviene promover la formación entre los empleados para sacarle todo el partido posible a este nuevo entorno.

 

La clave del éxito de la transformación digital de las empresas es zambullirse sin miedo en el medio digital y crecer a medida que la empresa se va adaptando. De cualquier otra forma, la empresa corre el riesgo, casi inminente, de quedarse obsoleta.

La frase “renovarse o morir” deja de ser un cliché en la era en la que vivimos. Desde Betabox Technologies te animamos a embarcarte en la aventura de la digitalización. Te invitamos a echar un vistazo a nuestras soluciones.

Leave a Reply